Escuela Taller Bethel

 

Toda obra es, en su origen, una idea en la cabeza y en el corazón de alguien. Y la escuela-Taller Bethel comenzó, literalmente, en la cabeza y en el corazón del Padre Francisco Lucchese. A nosotros nos basta con redescubrir  cómo empezó todo, y reconocer cuánta importancia teína para él la idea de crear “una escuelita” de modalidad especial que cubriera el vacío educativo en que se encontraban algunos de los chicos residentes en ese momento en el hogar.

 

No recibimos una demanda explícita del Padre Francisco, más allá del mandato evangélico de…”Id y enseñad a todos”…El Padre con su sabiduría de aquellos que escriben con su vida, grabó en los muros del Hogar Bethel: EFETA!...ABRETE!...Formar, educar,  como artesanos a aquellos que nos han sido confiados, esperando el amanecer de un nuevo día y anunciándolo…como los gallos que el Padre pintó, modeló y construyó en las paredes de algunas casas que hoy son hogares.

 

La Escuela-Taller Bethel nace el 08 de Abril de 1986, se inició con 23 alumnos (todos del Hogar Bethel) y 3 docentes. Nos propusimos que todos los chicos (teniendo en cuenta los principios de igualdad de oportunidades e inclusión) fueran recibidos en nuestra escuela, más allá de sus patologías y considerando las posibilidades de cada uno, ya que ideológicamente pensábamos que la escuela debía estar al servicio de quien lo necesitara.

 

La población de la escuela, está conformada por  niños y jóvenes que presentan problemáticas asociadas de orden intelectual, físicas, orgánicas, psicológicas y/o sociales, que les provocan alteraciones en el aprendizaje, impidiéndoles acceder al sistema educativo graduado. Presentan un modo particular de relacionarse con su cuerpo, con el lenguaje, con los objetos y con los otros. Necesitan de un servicio no graduado que contemple abordajes individuales y particulares (Resolución 925/03 de la Dirección General de Institutos Privados de Enseñanza).

 

Teniendo en cuenta el concepto de “educabilidad”, consideramos nuestro proyecto curricular basado en el agrupamiento de los alumnos por posibilidades y no por patologías, pretendemos así resistir un método único de enseñanza, es decir un único régimen de trabajo, de regulación de espacios y tiempo homogéneo.

 

La escuela cuenta con tres niveles:

 

  • Nivel Inicial: Atención Temprana-Educación Inicial

  • Nivel Primario

  • Nivel Secundario

 

Ofrecemos distintos modos de abordajes (según las necesidades de cada alumno):

 

  • Modalidad individual

  • Modalidad en dupla

  • Modalidad grupal

 

Una modalidad no implica la anterior, se tienen en cuenta las posibilidades y el proceso de cada alumno para acordar cuál es la propuesta más adecuada y el tiempo de permanencia para cada caso en particular.

 

Partiendo del concepto de “escuela dinámica”, consideramos a la institución con un comienzo infinito, que se transforma, que crece, que no pierde su identidad. Sostenemos que la historia se construye entre muchos y estamos convencidos que el trabajo en equipo, el diálogo, el acuerdo, el disenso, la comunicación, el análisis, la reflexión y la toma de decisiones, son los pilares que alimentan el cotidiano institucional. 

“Asociacion Civil Bethel Casas de Dios” (Decreto Prov. 258 serie A del 26 de febrero de 1962)

Jerónimo Luis de Cabrera 256 - Villa Allende - Córdoba - Argentina

Todas las donaciones podrán ser deducidas del Impuesto a las Ganancias (art. 81 - inc. c)

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now